domingo, marzo 16, 2014

Con el tiempo te das cuenta

“Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia
entre sostener una mano y encadenar un alma.
Y uno aprende que el amor no significa acostarse,
y que una compañía no significa seguridad,
y uno empieza a aprender…

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas,
y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta
y los ojos abiertos,
y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy,
porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes…
y los futuros tienen su forma de caerse por la mitad.

Y uno aprende que si es demasiado
hasta el calor del sol puede quemar.
Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma,
en lugar de que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar,
que uno es realmente fuerte,
que uno realmente vale,
y uno aprende y aprende… y así cada día.

Con el tiempo aprendes que estar con alguien
porque te ofrece un buen futuro,
significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz
de amarte con tus defectos y sin pretender cambiarte
puede brindarte toda la felicidad.

Con el tiempo aprendes que si estás con una persona
sólo por acompañar tu soledad,
irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

Con el tiempo aprendes que los verdaderos amigos son contados
y quien no lucha por ellos, tarde o temprano,
se verá rodeado sólo de falsas amistades.

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en momentos de ira
siguen hiriendo durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace,
pero perdonar es atributo sólo de almas grandes.

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente es muy probable que la amistad nunca sea igual.

Con el tiempo te das cuenta que aún siendo feliz con tus amigos,
lloras por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida,
con cada persona, es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta que el que humilla
o desprecia a un ser humano, tarde o temprano
sufrirá multiplicadas las mismas humillaciones o desprecios.

Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy,
porque el sendero del mañana no existe.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas y forzarlas a que pasen ocasiona que al final no sean como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro,
sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado,
añorarás a los que se marcharon.

Con el tiempo aprenderás a perdonar o pedir perdón,
decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas,
decir que quieres ser amigo, pues ante una tumba, ya no tiene sentido.

Pero desafortunadamente, sólo con el tiempo…”



Borges

Si te vas

Si te vas,   me iré tras de ti por las calles como un animal sin dueño, caminare de un lado a otro la orilla de la noche, masticando la rabia de lo incierto, siguiendo el olor de tu ser en medio de la oscuridad.

Si te vas,  todas las caricias que se dieron sin cariño no podrán equiparar la gloria de
un par de besos tuyos, ni la suma de todas mis mañanas podrán igualar a lo confortable de un amanecer a tu lado.

Tu sabes que no miento, que las palabras suben a mi boca como lo hace la noche por tu ventana, el aire añejo de una ciudad indiferente inunda mi habitación,  una ciudad diferente que no reconozco sin ti, es entonces que me invade la certeza de saber que es el contacto de tu voz con mi ser lo que más ansío.

Voy tras de ti sin esperar nada de ti que no seas tu misma, sin ofrecerte nada mas que lo que estoy
sintiendo por ti..., ojalá me alcance..., ojalá nos alcance.

NOCTURNO A ROSARIO

Pues bien, yo necesito decirte que te adoro, decirte que te quiero con todo el corazón; que es mucho lo que sufro, que es mucho lo que lloro, que ya no puedo tanto, y al grito que te imploro te imploro y te hablo en nombre de mi última ilusión. 

De noche cuando pongo mis sienes en la almohada, y hacia otro mundo quiero mi espíritu volver, camino mucho, mucho y al fin de la jornada las formas de mi madre se pierden en la nada, y tú de nuevo vuelves en mi alma a aparecer. 

Comprendo que tus besos jamás han de ser míos; comprendo que en tus ojos no me he de ver jamás; y te amo, y en mis locos y ardientes desvaríos bendigo tus desdenes, adoro tus desvíos, y en vez de amarte menos te quiero mucho más. 

A veces pienso en darte mi eterna despedida, borrarte en mis recuerdos y huir de esta pasión; mas si es en vano todo y mi alma no te olvida, ¡qué quieres tú que yo haga pedazo de mi vida; qué quieres tú que yo haga con este corazón! 

Y luego que ya estaba? concluido el santuario, la lámpara encendida tu velo en el altar, el sol de la mañana detrás del campanario, chispeando las antorchas, humeando el incensario, y abierta allá a lo lejos la puerta del hogar... 

Yo quiero que tú sepas que ya hace muchos días estoy enfermo y pálido de tanto no dormir; que ya se han muerto todas las esperanzas mías; que están mis noches negras, tan negras y sombrías que ya no sé ni dónde se alzaba el porvenir. 

 ¡Que hermoso hubiera sido vivir bajo aquel techo. los dos unidos siempre y amándonos los dos; tú siempre enamorada, yo siempre satisfecho, los dos, un alma sola, los dos, un solo pecho, y en medio de nosotros mi madre como un Dios! ¡Figúrate qué hermosas las horas de la vida! ¡Qué dulce y bello el viaje por una tierra así! 

Y yo soñaba en eso, mi santa prometida, y al delirar en eso con alma estremecida, pensaba yo en ser bueno por ti, no más por ti. Bien sabe Dios que ese era mi más hermoso sueño, mi afán y mi esperanza, mi dicha y mi placer; ¡bien sabe Dios que en nada cifraba yo mi empeño, sino en amarte mucho en el hogar risueño que me envolvió en sus besos cuando me vio nacer! 

Esa era mi esperanza... mas ya que a sus fulgores se opone el hondo abismo que existe entre los dos, ¡adiós por la última vez, amor de mis amores; la luz de mis tinieblas, la esencia de mis flores, mi mira de poeta, mi juventud, adiós! 

por Manuel Acuña

miércoles, agosto 07, 2013

El remordimiento

He cometido el peor de los pecados que un hombre puede cometer. No he sido feliz. Que los glaciares del olvido me arrastren y me pierdan, despiadados. Mis padres me engendraron para el juego arriesgado y hermoso de la vida, para la tierra, el agua, el aire, el fuego. Los defraudé. No fui feliz. Cumplida no fue su joven voluntad. Mi mente se aplicó a las simétricas porfías del arte, que entreteje naderías. Me legaron valor. No fui valiente. No me abandona. Siempre está a mi lado La sombra de haber sido un desdichado. Borges.

martes, junio 25, 2013

Porque te quiero

“Porque te quiero, linda, porque te quiero, amor. Porque eres distinta a todas las mujeres, en tu cuerpo, en tu andar, en lo que eres para mis ojos, en lo que sugieres a mi corazón. Quisiera estar junto a ti, para decir sobre tu oído: te quiero, te quiero, te quiero, te quiero, te quiero, y repetirlo constantemente, infinitamente, hasta que te cansaras tú de oírlo pero no yo de pronunciarlo. ¿Cómo marcártelo en un brazo? ¿Cómo sellártelo en la frente? ¿Cómo grabártelo en el corazón?” 


Jaime Sabines

sábado, febrero 23, 2013

A Mis Soledades Voy

A mis soledades voy, de mis soledades vengo, porque para andar conmigo me bastan mis pensamientos. ¡No sé qué tiene la aldea donde vivo y donde muero, que con venir de mí mismo no puedo venir más lejos! Ni estoy bien ni mal conmigo; mas dice mi entendimiento que un hombre que todo es alma está cautivo en su cuerpo. 

Entiendo lo que me basta, y solamente no entiendo cómo se sufre a sí mismo un ignorante soberbio. De cuantas cosas me cansan, fácilmente me defiendo; pero no puedo guardarme de los peligros de un necio. El dirá que yo lo soy, pero con falso argumento, que humildad y necedad no caben en un sujeto. La diferencia conozco, porque en él y en mí contemplo, su locura en su arrogancia, mi humildad en su desprecio. 

O sabe naturaleza más que supo en otro tiempo, o tantos que nacen sabios es porque lo dicen ellos. Sólo sé que no sé nada, dijo un filósofo, haciendo la cuenta con su humildad, adonde lo más es menos. No me precio de entendido, de desdichado me precio, que los que no son dichosos, ¿cómo pueden ser discretos? 

No puede durar el mundo, porque dicen, y lo creo, que suena a vidrio quebrado y que ha de romperse presto. Señales son del jüicio ver que todos le perdemos, unos por carta de más otros por cartas de menos. Dijeron que antiguamente se fue la verdad al cielo; tal la pusieron los hombres que desde entonces no ha vuelto. En dos edades vivimos los propios y los ajenos: la de plata los extraños y la de cobre los nuestros. 

¿A quién no dará cuidado, si es español verdadero, ver los hombres a lo antiguo y el valor a lo moderno? Dijo Dios que comería su pan el hombre primero con el sudor de su cara por quebrar su mandamiento, y algunos inobedientes a la vergüenza y al miedo, con las prendas de su honor han trocado los efectos. Virtud y filosofía peregrina como ciegos; el uno se lleva al otro, llorando van y pidiendo. 

Dos polos tiene la tierra, universal movimiento; la mejor vida el favor, la mejor sangre el dinero. Oigo tañer las campanas, y no me espanto, aunque puedo, que en lugar de tantas cruces haya tantos hombres muertos. Mirando estoy los sepulcros cuyos mármoles eternos están diciendo sin lengua que no lo fueron sus dueños. ¡Oh, bien haya quien los hizo, porque solamente en ellos de los poderosos grandes se vengaron los pequeños! Fea pintan a la envidia, yo confieso que la tengo de unos hombres que no saben quién vive pared en medio. 

Sin libros y sin papeles, sin tratos, cuentas ni cuentos, cuando quieren escribir piden prestado el tintero. Sin ser pobres ni ser ricos, tienen chimenea y huerto; no los despiertan cuidados, ni pretensiones, ni pleitos. Ni murmuraron del grande, ni ofendieron al pequeño; nunca, como yo, afirmaron parabién, ni pascua dieron. Con esta envidia que digo y lo que paso en silencio, a mis soledades voy, de mis soledades vengo. 


Lope de Vega

Lo Perdido

¿Dónde estará mi vida, la que pudo haber sido y no fue, la venturosa o la de triste horror, esa otra cosa que pudo ser la espada o el escudo y que no fue? ¿Dónde estará el perdido antepasado persa o el noruego, dónde el azar de no quedarme ciego, dónde el ancla y el mar, dónde el olvido de ser quien soy? ¿Dónde estará la pura noche que al rudo labrador confía el iletrado y laborioso día, según lo quiere la literatura? Pienso también en esa compañera que me esperaba, y que tal vez me espera. Jorge Luis Borges

jueves, enero 31, 2013

Simplemente


Hoy todos los miedos florecen en tu boca,
Hoy todas las palabras caen de entre mis torpes manos solo para no decirte nada,
Hoy todas tus razones están llenas de peso,
Hoy todas mis excusas son tan vacías,
Hoy simplemente te vas.
Hoy ya no tengo mas memoria de ti,
Hoy tu ya no tienes mas memoria de nosotros,
Hoy se acabaste con nuestro pasado, has herido nuestro presente, hemos dado muerte a nuestro futuro.
Decir que hay rabia no alcanza, gritar el vacío que dejas tras de ti no basta,
simplemente no estas y tengo la seguridad de que todo será tan ordinario sin ti de ahora en más.

viernes, diciembre 14, 2012

Asunción de tí

Quién hubiera creído que se hallaba sola en el aire, oculta, tu mirada. Quién hubiera creído esa terrible ocasión de nacer puesta al alcance de mi suerte y mis ojos, y que tú y yo iríamos, despojados de todo bien, de todo mal, de todo, a aherrojarnos en el mismo silencio, a inclinarnos sobre la misma fuente para vernos y vernos mutuamente espiados en el fondo, temblando desde el agua, descubriendo, pretendiendo alcanzar quién eras tú detrás de esa cortina, quién era yo detrás de mí. Y todavía no hemos visto nada. Espero que alguien venga, inexorable, siempre temo y espero, y acabe por nombrarnos en un signo, por situarnos en alguna estación por dejarnos allí, como dos gritos de asombro. Pero nunca será. Tú no eres ésa, yo no soy ése, ésos, los que fuimos antes de ser nosotros. Eras sí pero ahora suenas un poco a mí. Era sí pero ahora vengo un poco a ti. No demasiado, solamente un toque, acaso un leve rasgo familiar, pero que fuerce a todos a abarcarnos a ti y a mí cuando nos piensen solos. 2 Hemos llegado al crepúsculo neutro donde el día y la noche se funden y se igualan. Nadie podrá olvidar este descanso. Pasa sobre mis párpados el cielo fácil a dejarme los ojos vacíos de ciudad. No pienses ahora en el tiempo de agujas, en el tiempo de pobres desesperaciones. Ahora sólo existe el anhelo desnudo, el sol que se desprende de sus nubes de llanto, tu rostro que se interna noche adentro hasta sólo ser voz y rumor de sonrisa. 3 Puedes querer el alba cuando ames. Puedes venir a reclamarte como eras. He conservado intacto tu paisaje. Lo dejaré en tus manos cuando éstas lleguen, como siempre, anunciándote. Puedes venir a reclamarte como eras. Aunque ya no seas tú. Aunque mi voz te espere sola en su azar quemando y tu dueño sea eso y mucho más. Puedes amar el alba cuando quieras. Mi soledad ha aprendido a ostentarte. Esta noche, otra noche tú estarás y volverá a gemir el tiempo giratorio y los labios dirán esta paz ahora esta paz ahora. Ahora puedes venir a reclamarte, penetrar en tus sábanas de alegre angustia, reconocer tu tibio corazón sin excusas, los cuadros persuadidos, saberte aquí. Habrá para vivir cualquier huida y el momento de la espuma y el sol que aquí permanecieron. Habrá para aprender otra piedad y el momento del sueño y el amor que aquí permanecieron. Esta noche, otra noche tú estarás, tibia estarás al alcance de mis ojos, lejos ya de la ausencia que no nos pertenece. He conservado intacto tu paisaje pero no sé hasta dónde está intacto sin ti, sin que tú le prometas horizontes de niebla, sin que tú le reclames su ventana de arena. Puedes querer el alba cuando ames. Debes venir a reclamarte como eras. Aunque ya no seas tú, aunque contigo traigas dolor y otros milagros. Aunque seas otro rostro de tu cielo hacia mí. Mario Benedetti

domingo, marzo 11, 2012

Naranjas


Las naranjas se pudren en la nevera, el polvo crece en los platos, la cafetera ya no calienta y mi corazón no deja de pensar en ti.

Debería escribir estas letras en los muros de nuestra casa para que entiendas cuanto te extrañamos.

Debería escribirlas con las lágrimas que nuestra cama derrama al ver cada noche como no llegas y me descubre despierto pensándote.

Este amor que siento por ti es como mi sangre, me recorre, me envuelve, me posee, me corroe...

Las naranjas se pudren en la nevera y mi amor te espera como una lata de duraznos.

No dejaré que se pudran las naranjas, no dejes que mi amor se descomponga.

Vivir

Anoche pensaba que si se puede vivir sin amor , sabes y mientras pensaba trataba de ser muy coherente con mis ideas, es posible vivir sin amarte me decía, mañana despertare y bueno todos los días habrá sol, tenderé la cama y pondré comida y agua al gato, cepillare mis dientes y mientras lo este haciendo pensare que aun estoy vivo, me vestiré y tomare las llaves de nuestra casa, al salir pensare que las calles se ven exactamente iguales, el bus parara igualmente te ame o no, y me tomara el mismo tiempo en llegar a mi oficina, el café estará caliente como todos los días al llegar y solo tres cucharas serán necesarias para endulzar mi café, todo será exactamente igual amor sabes, hasta este punto me doy cuenta de que si no te amara nada cambiaria en mi vida, iría almorzar y el tipo del restaurante no me pondría mas o menos comida por no amar, siempre será el mismo numero de pasos desde mi escritorio al baño, y bueno el precio de los cigarrillos cambiara de vez en vez pero el tiempo en que me los fume será también muy estándar, seguiré tomando cervezas en los bares caros por ser baratas y mojitos los primeros días después de recibir la paga, comprare ropa para mi solamente en los fines de año y al ir a los comisariatos mirare de seguro algunos libros a pesar de que será difícil comprarlos, y bueno seguiré escribiendo y escondiéndome en los cumpleaños por saber para quienes cuento o no, seguiré con el teléfono celular en mi bolsillo todo el día y cualquier mujer será interesante, y así pasara el tiempo y un día supongo que me reproduciré y moriré y entonces pienso que vivir sin amar es posible amor,

Pero también se que cada día al despertar faltara en mi esa sensación que solo da la ansiedad, esa ansiedad de saber si alguien piensa en mi como yo lo hago en ti, y mientras camine o este sentado en el bus ya no existirían esos momentos en donde me desconecto de todo y llego a ese lugar e instante en mi cabeza en donde solo tu existes, mientras me lave los dientes y mire al espejo de seguro no tendré esperaza en mis ojos , ese tipo de esperanza que solo el amarte me brinda, y si el tipo del restauran me pondrá siempre la misma comida para alimentar mi cuerpo pero si no te amara con que diablos alimentaría mi alma?, y los cigarrillos no sabrían igual y las cerveza sabe mas rancia en una boca sin amor, y sin ti todas las mujeres serian ordinarias, y el sexo solo seria sexo o ir al baño, y podría seguir escribiendo pero jamás mis letras tendrían vida , esa vida que tu me contagias, por que tu eres la especial, por que eres la dulce angustia y lo mas interesante por ocurrir, en definitiva preciosa si no te amara podría existir si…

pero vivir lo dudo.

Acaso

¿Acaso has notado como mis palabras saben cada día mas a ti?
Que no le quedan ya a nadie sino a tu cuerpo
Como suenan cada vez más a tu nombre.

No sé si lo sabes, me haces falta
Estoy cansado de escribirte sin que me leas,
De no encontrar en mis letras tu mirada esquiva
De repetir en hojas "te amo" sin encontrar tus labios.